OSSEG obra social de seguros

Carlos Pellegrini 575 - C1009ABK Buenos Aires - Argentina
telefono: 0800-777-67734

Prevención cáncer genitomamario

La prevención y el diagnóstico precoz posibilitan un tratamiento oportuno frente al cáncer. El control ginecológico permite detectarlo a partir de diferentes estudios.

¿Qué es el cáncer de cuello de útero?

Es una enfermedad causada, en la mayoría de los casos, por la infección del Virus de Papiloma Humano (HPV). Es el segundo cáncer más frecuente en nuestro país luego del cáncer de mama, constituye el 6% de los tumores malignos y el segundo más frecuente en las mujeres de 35 a 55 años.


¿Que es el HPV?

Es un grupo de virus relacionados, que afectan en su mayor proporción a la zona genital. Se los puede dividir en dos grupos:




Habitualmente el contagio se produce a través de las relaciones sexuales pero también puede existir contagio a través de un contacto íntimo, piel a piel, es decir sin una relación sexual completa. Es de muy fácil transmisión y por lo tanto muy común.


Factores de riesgo del cáncer de cuello útero

    Síntomas

    Los síntomas más frecuentes son: hemorragia vaginal espontánea, flujo vaginal mal oliente, pero en general son tardíos, ambiguos y pocos específicos, por lo que no permiten un diagnóstico precoz.
    Por esta razón, resulta de suma importancia realizar el control ginecológico periódicamente. La posibilidad de cura se encuentra relacionada al diagnóstico precoz de la enfermedad.

    Diagnóstico Oportuno
    • Papanicolaou (PAP)

      es un examen que permite detectar células anormales o lesiones en el cuello de útero. Es una prueba sencilla que no produce dolor, dura sólo unos minutos y si bien puede causar algunas molestias es importante que la mujer esté tranquila y relajada durante la realización de la prueba. El PAP puede detectar en forma exacta hasta un 90% de los cánceres cervicales, incluso antes de la aparición de los síntomas. Debe realizarse 1 vez por año, desde la primera relación sexual.

    • Colposcopía

      es un examen que permite visualizar mediante una lente de aumento las lesiones tanto benignas como malignas a nivel del cuello, vagina y vulva. También debe realizarse 1 vez por año, junto al PAP.

    • Ecografía Transvaginal

      es un tipo de ecografía de la pelvis que se utiliza para examinar los órganos genitales de una mujer, incluyendo el útero, los ovarios, el cuello uterino y la vagina.



    Prevención


      La vacuna contra el HPV permite inmunizar a las niñas de 11 años contra dos tipos de VPH de alto riesgo oncogénico (los genotipos 16 y 18), responsables del 100% de los casos de cáncer de cuello uterino. Para que la protección sea efectiva, la aplicación se realiza en 3 dosis. Cómo la prevención no es completa, toda mujer vacunada debe continuar con el PAP y la Colposcopía anual.

      ¿Qué es el cáncer de mamas?

      Es una enfermedad que se origina en las glándulas mamarias (conductos mamarios, tejido adiposo o el conjuntivo). Una de cada ocho mujeres está en riesgo de padecer cáncer de mama. El mismo aumenta con la edad y es poco frecuente por debajo de los 35 años. La mayoría de los cánceres de mama se producen entre los 50 años y los 60 años, período en el que el riesgo es más elevado.


      Si bien no se conoce con exactitud la causa que lo provoca, es importante aclarar que no se desarrolla la enfermedad cuando una mujer se golpea, se lastima o se palpa las mamas.



      Síntomas y Señales

      Cuando es detectado en forma temprana por lo general no tiene síntomas. Debemos prestar atención a cambios en la mama, que incluyen cualquier protuberancia (masa) al tacto, endurecimiento, hinchazón, formación de hoyuelos, irritación de la piel, deformación, retracción del pezón, escamas, dolor o secreción.



      Síntomas y Señales
      • Mamografía

        es una radiografía de la mama que se usa para detectar cambios en el seno de mujeres que no presentan signos o síntomas de cáncer. Esta prueba se realiza a modo de diagnóstico oportuno y no porque exista algún síntoma. La misma debe realizarse una vez al año a partir de los 40 años.

      • Ecografía Mamaria

        consiste en la utilización de ondas sonoras ultrasónicas (sonidos que los humanos no pueden escuchar) que producen una imagen de los tejidos mamarios. Tiene la ventaja de ser inocuo y puede repetirse sin consecuencias para el paciente.
        En la mujer adulta, la ecografía se utiliza como elemento de diagnóstico complementario de la Mamografía. En la mujer adolescente o muy joven, comúnmente, se utiliza como primer elemento de diagnóstico.

      • Autoexamen Mamario

        se efectúa mediante el tacto, y permite internamente conocer su propia estructura mamaria y detectar si en algún momento aparecen irregularidades. Es importante realizarlo todos los meses, durante la semana siguiente a la menstruación. Si no tiene menstruaciones hágalo en un día fijo de cada mes, independientemente de que tenga o no factores de riesgo. Palpe suavemente con sus manos en forma circular para reconocer cualquier cambio de consistencia, bulto o retracción mirándose al espejo.
        Cuando se evidencia algo diferente a lo que ya se registraba antes es fundamental que la persona recurra al médico no porque se trate de un cáncer de mama, sino porque muchas mujeres pueden presentar pequeñas durezas, displasias mamarias que son importantes controlar.
        El autoexamen mamario no reemplaza la consulta con un profesional ni los estudios por imágenes como la Mamografía ya que estos son los únicos que pueden realizar un diagnóstico a tiempo.