OSSEG obra social de seguros

Carlos Pellegrini 575 - C1009ABK Buenos Aires - Argentina
telefono: 0800-777-67734

Hipertensión Arterial

La presión arterial alta no tiene síntomas, por ello se la considera una afección silenciosa. Con el transcurso del tiempo, puede dañar el corazón y otros órganos, por ello es importante. Pregúntele a su médico con qué frecuencia se debe controlar la presión arterial.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), la hipertensión arterial afecta aproximadamente a 1.000 millones de personas en el mundo y se ha convertido en la enfermedad crónica más frecuente. En Latinoamérica la población debidamente controlada es cercana al 12% y sigue siendo la causa del 62% de los accidentes vasculares cerebrales y del 48 % de los infartos agudos del miocardio.


¿Qué es la presión arterial?

Es la fuerza que ejerce la sangre al circular por las arterias. Se denominan arterias a aquellos vasos sanguíneos que llevan la sangre desde el corazón hacia el resto del cuerpo.


La presión arterial está compuesta por 2 cifras. El primer valor, llamado presión sistólica, mide la fuerza de la sangre en las arterias cuando el corazón se contrae (late); el segundo valor, denominado presión diastólica, mide la fuerza de la sangre en las arterias mientras el corazón está relajado (llenándose con sangre entre medio de los latidos).



¿Qué es la Hipertensión Arterial?

La hipertensión arterial o presión alta es una condición del organismo en el que las vías sanguíneas más pequeñas se angostan o reducen su capacidad, o donde las arterias pierden su elasticidad general, situación que obliga al corazón a bombear con más fuerza, a fin de que las cantidades de sangre requeridas por los órganos de todo el organismo puedan ser abastecidas de manera adecuada y suficiente.


Clasificación de la Hipertensión arterial (*)
Nivel de Presión Arterial
Categoría
Sitólica
Diastólica
Nivel de Presión Arterial
Normal
< 120
y
< 80
Prehipertensión
120-139
o
80-89
Hipertensión Arterial
Hipertensión Estadio 1
140–159
o
90–99
Hipertensión Estadio 2
≥ 160
0
≥ 100
Es una enfermedad muy común en todo el mundo que afecta a más del 20 por ciento de los adultos de entre 40 y 65 años y a casi el 66 por ciento de las personas de mas de 65 años.


¿Qué factores alteran la presión arterial?

En el 90-95 % de los casos se desconocen las causas que originan la hipertensión, por eso se la denomina hipertensión esencial, requiriendo tratamiento de por vida.


Uno de los mayores peligros es que se trata de una enfermedad silenciosa, que afecta directamente al corazón, cerebro, riñones y vasos de la retina.
La hipertensión es una enfermedad, no una alteración producida por factores que alteran la presión como el esfuerzo físico, dolor, miedo o grandes emociones, las que si bien no son causa de hipertensión, sí pueden ser agravantes en quienes ya la padecen.


Es conveniente, además, desalentar la creencia marcadamente difundida de “mi presión es nerviosa, vivo estresado”.


Otro error frecuente observable en pacientes hipertensos es que al cabo de un tiempo de tomar la medicación, siendo los controles siempre normales, se consideran curados y abandonan el tratamiento, el que debe ser cumplido de por vida, como ya se mencionó anteriormente.



¿Cuáles son sus síntomas?

La hipertensión no provoca síntomas, incluso durante años, aún sin tratamiento. Cuando comienza a darlos es porque uno de los órganos (corazón, cerebro, riñones, vasos de la retina) ya está padeciendo los daños que provoca la hipertensión sostenida.



¿Cuáles son sus síntomas?

No puede curarse, pero afortunadamente una vez diagnosticada, la hipertensión arterial PUEDE SER CONTROLADA EN FORMA EFECTIVA mediante un tratamiento adecuado y la incorporación de hábitos de vida saludables. La normalización de la misma evita el daño de las arterias y sus consecuencias a nivel del corazón, riñón y cerebro.


El primer paso es descubrirla, y la única manera es que Ud. CONTROLE SU PRESION ARTERIAL PERIODICAMENTE. Para ello deberá tener en cuenta que antes de realizarse un control debe evitar fumar, ingerir cafeína o hacer ejercicios por 30 minutos; permanecer 5 minutos en reposo, con los pies y la espalda apoyada, el brazo relajado y apoyado, en un ambiente tranquilo.


La presión arterial debe tomarse en ambos brazos, ya que puede haber diferencias entre el derecho y el izquierdo. (El de mayor valor es el que debe considerarse).


Por otro lado, si Ud. se encuentra medicado es importante que:




Es importante que usted no descuide su corazón. Para ello a continuación le enumeramos algunas recomendaciones que permitirán protegerlo de la hipertensión.

Otros de los comportamientos a observar en el niño:



Hipertensión en niños y adolescentes

Según la Sociedad Argentina de Hipertensión Arterial, 8 de cada 100 niños en nuestro país podrían ser hipertensos, mientras que sólo a la mitad de ellos con una edad de entre de 7 y 18 años se les ha realiza un control de presión arterial.

Aunque la hipertensión arterial siempre fue una enfermedad casi exclusiva de los adultos, en la actualidad la hipertensión en personas de entre 12 y 18 años ha ido en aumento.


Esto se debe a diferentes factores:



Asimismo, el sobrepeso y el sedentarismo, favorecidos por la permanencia de los niños durante largas horas frente a la computadora, televisión o juegos electrónicos, ha provocado en ellos problemas de salud relacionados con esta cuestión.


¿Existen síntomas indicadores de hipertensión infantil?

Si, preste atención en los niños o adolescentes cuando:



Sin prejuicio de lo expuesto, aun cuando los niños no tengan síntomas o una condición preexistente, el chequeo de la presión arterial es parte del examen anual y rutinario que le debe realizar el pediatra a partir de los 3 años.


Detectar precozmente la hipertensión arterial del niño y adolescente e iniciar oportunamente su tratamiento permite evitar las complicaciones en el corto, mediano y largo plazo.