OSSEG obra social de seguros

Carlos Pellegrini 575 - C1009ABK Buenos Aires - Argentina
telefono: 0800-777-67734

PREVENCION ODONTOLOGICA
Una boca sana es el reflejo de un cuerpo sano

Mantener una sonrisa sana implica cuidar nuestra saludo bucal. El cuidado de nuestros dientes y el cepillado dental son acciones que mejoran nuestra calidad de vida y nos permiten sentirnos bien con nuestra imagen. Educamos y comprometemos con el cuidado de nuestra boca es lo único que nos evitará contraer enfermedades buco dentales.

¿Qué se debe tener en cuenta para conservarla?


Cuidados bucales para una futura mamá

El embarazo es un ciclo en que la mujer debe cuidar con mayor esfuerzo su salud y fundamentalmente su salud bucal. Estos es porque las futuras mamas se encuentran más susceptibles a padecer trastornos bucales como gingivitis o caries.
Es importante saber que lo se ingiera afecta al desarrollo de los dientes del bebe. Por ello, es importante:



Los bebes y su higiene bucal

Los hábitos de limpieza bucal comienzan en los bebes con su nacimiento. Sin necesidad de que les haya salido el primer diente, tiene necesidades especiales de salud bucal que deben ser conocidas por todos los padres.

Es por eso que se debe evitar la aparición de caries de biberón, y asegurar que el bebé reciba la cantidad adecuada de flúor, así como la limpieza de los dientes con una gasa húmeda después de sus alimentos y a la hora de dormir, siguiendo las instrucciones de su odontólogo. Nunca debe permitirse que el niño se quede dormido con el biberón o sin limpiar sus dientes. El aporte de flúor debe iniciarse a partir de la segunda semana de vida, ya que mejora la salud dental disminuyendo la incidencia de caries.

Cuando aparece el primer diente, es el momento de empezar utilizar el cepillo, el cual debe tener la cabeza del tamaño de tres dientes del bebé como máximo. Las cerdas deben ser suaves, flexibles y redondeadas. Las zonas donde el bebé todavía no presenta dientes deben ser limpiadas con una gasa.


Cuidado bucal en niños

A partir del primer año de edad, es necesario que el niño reciba un cuidado dental periódico con una revisión dental de dos veces al año. Es importante que aprenda a enjuagarse la boca y si la mayoría de los dientes de leche han salido, es conveniente que se cepille con una porción de pasta de dientes del tamaño de una semilla. El cuidado de los dientes de leche es importante es importante ya que los mismos conservan el espacio para el brote futuro de los dientes permanentes.

La mayoría de los niños comienzan a perder sus dientes de leche alrededor de los 4 años –usualmente se caen primero los dientes frontales-. Los niños siguen perdiendo los dientes de leche hasta los doce o trece años, cuando finalmente aparecen todos los dientes permanentes. Para asegurarse de que el niño coma adecuadamente y mantenga unos dientes saludables, se recomienda no abusar del consumo de alimentos azucarados o con almidón, escogiendo por el contrario, alimentos nutritivos.

Cuando aparece el primer diente, es el momento de empezar utilizar el cepillo, el cual debe tener la cabeza del tamaño de tres dientes del bebé como máximo. Las cerdas deben ser suaves, flexibles y redondeadas. Las zonas donde el bebé todavía no presenta dientes deben ser limpiadas con una gasa.


Chuparse el dedo y la salud dental

Generalmente, chuparse el dedo antes de los dos años es normal e inofensivo. Sin embargo, cuando esto no se detiene a la edad apropieda, los padres deben comenzar a desalentar su práctica. Esta acción por tiempoprolongado puede contribuir al desarrollo de dientes mal psicionados y/o torcidos o problemas en la mordica.


Consejos para adolescentes

La etapa adolescente es un momento en que los jóvenes suelen practicar varios deportes. Para ello es fundamental que los adolescentes utilicen protectores bucales. Ellos cubrirán sus dientes superiores y evitaran fracturas, heridas en los labios y otros daños en la boca. Si utiliza aparatos dentales u otros dispositivos dentales fijos (como puede ser un puente) puede sugerir al odontólogo un protector bucal para estos dientes también.

En cuanto a las perforaciones bucales, propias de este período adolescente es importante saber que más allá de su popularidad pueden causar complicaciones. Por ejemplo: infecciones, inflamaciones, hemorragia y daños en nervios. Asimismo la joyería de metal en un descuido puede astillar o quebrar dientes y dañar encías. Otra consecuencia posible de estas perforaciones son la generación de flujo excesivo de saliva, dificultad para pronunciar correctamente las palabras y problemas con la masticación y deglución.


¿Por qué es importante alimentarse bien?

Una dieta inadecuada puede promover la enfermedad de las encías y la caries dentales. Los alimentos ricos en carbohidratos, azucares y almidones contribuyen enormemente a la producción de ácidos de la placa que se adhieren al esmalte. Eventualmente, estos ácidos pueden cuasar la destrucción del esmalte formándose una cavidad.


¿Cuáles son los diferentes tipos de alimentos que proveen una alimentación saludable y que cuidan la salud bucal?

Una dieta inadecuada puede promover la enfermedad de las encías y la caries dentales. Los alimentos ricos en carbohidratos, azucares y almidones contribuyen enormemente a la producción de ácidos de la placa que se adhieren al esmalte. Eventualmente, estos ácidos pueden cuasar la destrucción del esmalte formándose una cavidad.


En caso de tener que ingerir una dieta alta en azucares o almidones, se recomienda consumirlas durante las comidas en lugar de entre comidas, evitando así también alimentos pegajosos que puedan producir más placa. La mayoría de las comidas ya contienen ingredientes que producen ácidos. A menor cantidad de exposición de los dientes a estos ingredientes, menor cantidad de ataque ácido para el esmalte dental.


Importancia del flúor

El flúor en cantidades apropiadas proporciona beneficios incluso antes de que aparezcan los dientes del niño, ya que fortalece el esmalte dental de los dientes en formación.

La utilización de flúor es la medida más eficaz para aumentar la resistencia de los dientes a las caries. Al incorporarse a la estructura del dientes, los hace más resistente. Una de las formas de administración de flúor más sencilla es a través del uso de una pasta de dientes fluorada.

En algunas poblaciones el agua potable está fluorada, tal medida asegura que el flúor se incorpore en el diente en desarrollo y que esté en contacto con él durante toda la vida. En el caso de que se consuma agua envasada es necesario que se suministren suplementos en la dieta.

Para un máximo beneficio, la incorporación de flúor debe darse desde los seis meses y administrarse diariamente a lo largo del periodo dentario, hasta la adolescencia. La necesidad o cantidad del mismo debe ser determinada mediante consejo profesional.


¿Cómo cepillarse los dientes?